Català | Français
Recibir el boletín | Preguntas frecuentes | Lechuga fisgona
Somos noticia | Enlaces | Huertos y blogs


El medicamento del huerto
El ajo

Un poco de historia | Propiedades nutricionales | Un poco de botánica
Variedades| Cómo cultivar | Asociaciones | Enfermedades y problemas

 

Un poco de historia
Se cree que su origen se encuentra en el sureste de Asia o en el sur de Europa. Cultivada desde muy antiguo los antiguos egipcios. Los griegos ya la usaban como planta medicinal. Por ejemplo Hipócrates ya la recetava para los tumores uterinos.

Actualmente se cultiva en todo el mundo y es muy apreciada por sus propiedades medicinales.

En la Europa medieval se usaba el ajo para espantar las brujas y los malos espíritus

Propiedades nutricionales
El ajo es la hortaliza a la cual se le atribuyen más propiedades medicinales ya que contiene gran variedad de compuestos químicos con efectos beneficiosos para la salud. Algunas de las propiedades más reconocidas són la reducción del colesterol, el efecto antihipertensivo, la prevención del cáncer de estómago, el aumento de la capacidad del sistema inmunológico y el efecto antibiótico.

Los dientes de ajo se usan como condimento de cualquier tipo de plato o salsa. Para aprovechar al màximo sus propiedades es conveniente machacarlo y cocerlo. También se consume cosechado tierno.

Un poco de botánica
Es una planta de la família de las lilíaceas y su nombre científico es Allium sativum. Es muy parecida a la cebolla y también produce un bulbo a partir de las reservas acumuladas en la base de las hojas. El bulbo del ajo se diferencia por que está formado por unidades elementales llamadas dientes. El número de dientes por bulbo depende de la variedad y las condiciones ambientales, puede ser de 2-3 hasta 15 o más.

Es una planta bianual, con un ciclo de vida de dos años. Tiene unas raíces muy numerosas y corta, lo cual hace que sea una planta muy bien adaptada al cultivo en el Horturbá. Para formar el bulbo necesita temperaturas suaves y una duración del dia larga.

Variedades
Existen dos grupos de variedades: los ajos blancos y los rosados. Los ajos blancos se conservan mejor y se suelen consumir secos mientras que los rosados se consumen más tiernos.

Dentro de estos dos grupos hay muchas variedades con diferente duración del ciclo y adaptación a diferentes climas. Existen muchas variedades de caracter local.

Los ajos rosados no se conservan tan bien como los blancos

Cómo cultivar
La plantación se realiza a partir de los dientes de ajo. Debemos tener en cuenta que el ajo presenta una cierta latencia, o sea, que el ajo recién cosechado puede tardar un cierto tiempo antes de germinar.

Es una planta bastante rústica, que se adapta bien a diferentes cimas y tolera bien el frío del invierno. Para la formación del bulbo necesita temperaturas suaves y no le gusta las temperaturas excesivamente cálidas del verano. Por lo tanto suele cultivarse para que forme el bulbo en primavera.

En los climas muy fríos la plantación se realiza a fines de invierno (Marzo) y en climas más templados se puede realizar a partir del Noviembre hasta Enero. La recolección de los ajos secos se realiza a partir de Junio hasta Julio. Si se desea cosechar el ajo tierno se adelanta varios meses.

La separación entre las plantas de ajo puede ser muy pequeña, del orden de 15-20 cm. En el caso de cultivar para obtener ajos tiernos se pueden plantar más juntos.

Si dejamos secar bien los ajos se pueden conservar durante muchos meses.

Se puede consumir como ajo tierno

Asociaciones de cultivo
Se asocia bien con lechugas, remolacha y acelga.

Se debe evitar que coincida con guisantes o habas.

El ajo y la lechuga son cultivos compatibles

Enfermedades y problemas
El ajo suele tener pocos problemas de plagas o enfermedades. Las larvas de alguna especie de mosca y escarabajo pueden invadir el bulbo. El ajo tiene un efecto contra insectos, ácaros y algunas enfermedades. Se mezcla del orden de 10-20 gr machacados en un litro de agua, se le añade jabón y se pulveriza.