Català | Français
Recibir el boletín | Preguntas frecuentes | Lechuga fisgona
Somos noticia | Enlaces | Huertos y blogs


La reina del huerto en verano
El tomate

Un poco de historia | Propiedades nutricionales | Un poco de botánica
Variedades| Cómo cultivar | Asociaciones | Enfermedades y problemas

 

Un poco de historia
El origen de esta planta lo encontramos en la zona tropical del centro y Sudamérica. Se cree que su nombre proviene del nombre azteca "tomatl", "xitomate" o "xitotomate". Los europeos introdujeron la planta en el viejo continente el siglo XVI pero no se cultivó con fines alimenticios hasta el final del siglo XVIII.

Desde entonces el tomate se ha convertido en la hortaliza más importante de nuestros mercados y de nuestra cocina. Por término medio, consumimos del orden de 20Kg de tomates al año, ya sea fresco o en conserva.

El tomate es una planta de origen americano

Propiedades nutricionales
El tomate es un fruto con un elevado contenido en vitaminas y minerales. Por ejemplo, cada cien gramos de tomate contienen del orden de 1.700 UI de vitamina A y 21 mg de vitamina C. También contiene vitaminas del grupo B y minerales como el Calcio, Fósforo y Hierro.

Es un ingrediente esencial de nuestras ensaladas

Un poco de botánica
El tomate, igual que la berenjena, el pimiento o la patata, pertenece a la familia de las solanáceas. El nombre científico de la tomatera es Lycopersicum lycopersicum (sinónimo de Lycopersicum esculentum). Es una planta perenne, esto significa que en su ambiente natural puede vivir varios años. En nuestro clima la cultivamos como anual pues las bajas temperaturas del invierno no le permiten sobrevivir.

La planta de la tomatera tiene un olor muy característico debido a los pelos con glándulas que cubren todas las partes verdes de la planta. El tallo crece de forma rastrera debido al peso de sus frutos.

Las hojas de la tomatera son compuestas, esto significa que cada hoja está dividida en hojas más pequeñas o foliolos. Cada hoja tiene 7 o 9 foliolos.

La flor de la tomatera es hermafrodita

Variedades
Existen muchas variedades de tomate pero las más usuales son las siguientes:
Tomate de ensalada: el que se usa para las ensaladas, se suele cosechar un poco verde.
Tomate de rama: también conocido como Canario, se cosecha maduro y normalmente es más pequeño que el tomate de ensalada.
Tomate Cherrie: es un tomate muy pequeño que se usa entero para adornar ensaladas. Existen variedades de color rojo y otras de color amarillo.
Tomate de colgar: es un tomate de tamaño pequeño que se usa para hacer "pan con tomate". Tiene la característica que se puede conservar durante el invierno colgado en un lugar fresco y seco.
Tomate Montserrat: también conocido como tomate de rosa, es un tomate con mucho espacio vacío y se usa para rellenar.

Tomate de Pera: tiene este nombre porqué la forma es alargada, similar a la de una pera. Es el tomate que usa la industria para hacer conservas. Es muy carnoso y es útil para salsas o gazpachos.

La variedad Montserrat se usa para rellenar.

Cómo cultivar
La tomatera es una planta de clima cálido, por lo tanto se debe cultivar en primavera y en verano. Normalmente se suele hacer de plantel aunque también podemos sembrarla directamente de semilla. El trasplante se puede realizar cuando ya no hay riesgo de heladas, durante el mes de marzo en las zonas próximas al mar o los meses de abril y mayo en zonas de interior. A los dos mese del trasplante, si el clima es favorable ya tendremos los primeros tomates y la planta producirá frutos durante todo el verano hasta que llegue el frío o se agoten los nutrientes del sustrato.

Si queremos realizar plantel de tomatera serán necesarios unos 60 días desde la siembra hasta que el plantel se pueda trasplantar. Para realizar plantel podemos usar un tiesto pequeño y un lugar protegido del frío y luminoso.

La planta del tomate necesita unos 40 cm de separación de otras plantas para poder crecer. A pesar de todo, durante el primer mes de cultivo podemos sembrar al lado otras hortalizas de ciclo más corto como la lechuga o el rábano, los cuáles cosecharemos antes de que la tomatera les haga sombra.

El crecimiento de la tomatera nos obligará a podarla dejando solo uno o dos brotes en cada planta. Con esto conseguimos que la planta crezca mejor y que la cosecha sea más temprana.

Otra tarea importante es atar la planta a un tutor. El problema surge cuando la altura de la tomatera sumada a la de la mesa resulta excesiva para cosechar con comodidad. Una alternativa es dejar que la tomatera cuelgue de la mesa y crezca rastreramente o bien atarla a la barandilla del balcón.

Debemos cuidar la tomatera eliminando los brotes y dejando sólo una o dos guías las cuales ataremos a un tutor.

Asociaciones de cultivo
Debemos escoger plantas compatibles con la tomatera tanto para plantarlas cerca como para plantarlas como precedentes.

La lechuga, la cebolla, la escarola, el ajo y la col son compatibles con el tomate. Deberemos evitar otras plantas de la misma familia de las solanáceas, como la berenjena i el pimiento, aunque algunos autores consideran la tomatera y el pimiento como compatibles.

Un tarea importante es atar la tomatera a un tutor.

Enfermedades y problemas
Los problemas más habituales que podemos encontrar en la tomatera son los siguientes:

Agrietado del fruto

Necrosis apical

Mosca blanca

La mosca blanca es la plaga más habitual del tomate